sábado, 11 de abril de 2015

CARTA ELECTRÓNICA A MI PROFESOR ELECTRÓNICO



No te conozco personalmente, sin embargo, me caes bien; y yo sé distinguir a la perfección entre quien me cae bien y quien me cae mal.
Publiqué en Amazon, en parte, inspirada por ti; y mucho más por mi propia valoración de mí misma que soy la persona que más me conoce (en mi existencia) y reivindica mi propia inteligencia y valor y talento y constancia y deseo.
La publicación está resultando positiva y supera lo esperado. Te explico: yo participo desde hace años en la que considero la mejor tertulia literaria de Madrid (y para mí la mejor del mundo por el nivel de lectura que se despliega en ese lugar, que te recomiendo conocer): http://liter-a-tulia.blogspot.com.es/
Mi libro, como un milagro, cayó en manos de alguien que tiene sobrado prestigio intelectual en este ámbito y el resultado es que "Ángeles caídos, paisajes, pecados y epílogos" de Sara Veiras, se está leyendo con un interés y unas valoraciones que si bien deseé, no supuse que pudiera alcanzar de inmediato y que, además, me revelarían aspectos de mi escritura que yo misma no he tenido en cuenta.
Ojalá que estuvieras en disposición de visitar el blog de la tertulia y que accedas al anuncio de mi libro, aunque puedes llegar a pensar o sospechar que está allí porque ellos son mis amigos, las cosas funcionan de otra manera. Muchos tertulianos escriben y publican y anhelan usar este espacio para promocionar sus libros y no lo consiguen. En mi caso ha sido inesperado porque ni se me hubiera ocurrido que pudiera pasar. Solo tienes que dar una ojeada al blog para comprobar que allí se lee rumiando (como pedía Nietzsche).
Bueno, todo esto para decir que me merezco alguna palabra tuya, aunque sea de despedida.

Cuando busco explicarme (lo hago y lo confieso) esta indiferencia que manifiestas al no contestar a mis correos electrónicos, me digo:
1- estará de viaje en una isla y sin internet o no los habrá recibido por problemas técnicos
2- se recluyó en un convento
3- estará gravemente enfermo (que es la posibilidad que más me angustia)
3 Bis- estará escribiendo algo que no le permite ninguna interrupción (que es la posibilidad que más me gusta)
4- quedó K.O. por la envidia, lo cual me parece aceptable pues soy psicoanalista y acepto cosas que otros temen y niegan
4 Bis- siente asco porque hablo de cosas asquerosas, lo cual es verdad; y no intento evitarlo, ni quiero evitarlo, para represión ya me basta con lo que se me impone desde afuera
5- estará enfadado porque cree que ese paisaje llamado "Vivir del cuento" está inspirado o dedicado o dirigido a él. Aclaro que, si te atravesara esta inquietud, te equivocarías; ese relato está inspirado por el profesor Axxxxa que, en mi opinión y sé que puedo equivocarme, tiene nieve (sin cuajar, además) dentro de la cabeza; y por otra parte es una experiencia autobiográfica (esto jamás le podría pasar a Rxxxn, jeje) porque la que se muere de envidia frente a Cortázar y a su cuento "Carta a una señorita en París" soy yo misma; también se puede amar con envidia, como sabrás
6- le caigo mal y ya está; situación que experimenta otro montón de gente y para la que estoy preparada
7- no tiene tiempo, está liado porque tiene que hacer esto y lo otro y su trabajo es leer a sus alumnos y le da fastidio leer a "una alumna más o menos" con problemas de redacción, puntuación, ortografía, etc, etc... y además, hacerlo gratis, incluso pagando casi tres euros (conste que recuerdo que los puntos suspensivos denotan pereza y que ya me pilló)

Bueno, Fxxxxxxo, te dejo por aquí, ¿tendrás ánimo para atender a tanto corazón? Sabiendo que la vida supera todo pronóstico, seguro que el motivo por el cual no me respondes es algo que no está en mi lista; habrá alguna razón oculta tras este acto que yo llamo indiferencia hacia mis demandas electrónicas, que son las únicas que tengo permitidas contigo, mi profesor electrónico; habrá algo que no llegaré a descubrir ni ahora ni nunca, por otra parte tampoco descarto la opción de que tú no existas o de que seas otro, incluso mi amado Axxxxxxxo.
Pero, aún así, y si has llegado hasta este párrafo en la lectura, te pido, aunque sea por educación y aunque sea mentira, que me digas que te das por enterado de esta protesta y que me respondas con un RECIBIDO. Insisto: pulsa responder y teclea: Recibido y da a enviar; diez clicks bastarán, no sueño con dedos mágicos, eso solo pasa en América.
Un abrazo, y para terminar (esta vez sí) me resta decir que yo deseo que tú seas feliz y que también deseo ser feliz y que escribir me hace feliz.
Muchas gracias por haber pasado por mi vida. Tú has sido importante para mí.
Sara Veiras.