lunes, 25 de marzo de 2013

Cartas del vidente Por Arthur Rimbaud



Versión: Ramón Buenaventura
PRIMERA CARTA:
De Arthur Rimbaud a Georges Izambard
Charleville, [13] mayo 1871


Estimado señor:

Ya está usted otra vez de profesor. Nos debemos a la sociedad, 
me tiene usted dicho: forma usted parte del cuerpo docente: 
anda por el buen carril. — También yo me aplico este principio: 
hago, con todo cinismo, que me mantengan; estoy 
desenterrando antiguos imbéciles del colegio: les suelto todo lo 
bobo, sucio, malo, de palabra o de obra, que soy capaz de 
inventarme: me pagan en cervezas y en vinos. Stat mater 
dolorosa, dum pendet filius, — Me debo a la Sociedad, eso es 
cierto; — y soy yo quien tiene razón. Usted también la tiene, 
hoy por hoy. En el fondo, usted no ve más que poesía subjetiva 
en este principio suyo: su obstinación en reincorporarse al 
establo universitario —¡perdón!— así lo demuestra. Pero no 
por ella dejará de terminar como uno de esos satisfechos que no 
han hecho nada, porque nada quisieron hacer. Eso sin tener en 
cuenta que su poesía subjetiva siempre será horriblemente sosa. 
Un día, así lo espero, — y otros muchos esperan lo mismo —, 
veré en ese principio suyo la poesía objetiva: ¡la veré más 
sinceramente de lo que usted sería capaz! Seré un trabajador: 
tal es la idea que me frena, cuando las cóleras locas me 
empujan hacia la batalla de París —¡donde, no obstante, tantos 
trabajadores siguen muriendo mientras yo le escribo a usted! 
Trabajar ahora, eso nunca jamás; estoy en huelga. Por el 
momento, lo que hago es encanallarme todo lo posible. ¿Por 
qué? Quiero ser poeta y me estoy esforzando en hacerme 
Vidente: ni va usted a comprender nada, ni apenas si yo sabré 
expresárselo. Ello consiste en alcanzar lo desconocido por el 
desarreglo de todos los sentidos. Los padecimientos son 
enormes, pero hay que ser fuerte, que haber nacido poeta, y yo 
me he dado cuenta de que soy poeta. No es en modo alguno 
culpa mía. Nos equivocamos al decir: yo pienso: deberíamos 
decir me piensan. — Perdón por el juego de palabras.

YO es otro. Tanto peor para la madera que se descubre violín, 
¡y mofa contra los inconscientes, que pontifican sobre lo que 
ignoran por completo!

Usted para mí no es Docente. Le regalo esto: ¿puede calificarse 
de sátira, como usted diría? ¿Puede calificarse de poesía?

Es fantasía, siempre. — Pero, se lo suplico, no subraye ni con 
lápiz, ni demasiado con el pensamiento.


El corazón atormentado 
Mi triste corazón babea en la popa,
Mi corazón está lleno de tabaco de hebra:
Ellos le arrojan chorros de sopa,
Mi triste corazón babea en la popa:
Ante las chirigotas de la tropa
Que suelta una risotada general,
Mi triste corazón babea en la popa,
¡Mi corazón está lleno de tabaco de hierba!
¡Itifálicos y sorcheros
Sus insultos lo han pervertido!
En el gobernalle pintan frescos
Itifálicos y sorcheros.
Oh olas abracadabrantescas,
Tomad mi cuerpo para que se salve:
¡Itifálicos y sorcheros
sus insultos lo han pervertido!
Cuando, al final, se les seque el tabaco,
¿Cómo actuar, oh corazón robado?
Habrá cantilenas báquicas
Cuando, al final, se les seque el tabaco:
Me darán bascas estomacales
Si el triste corazón me lo reprimen:
Cuando, al final, se les seque el tabaco
¿Cómo actuar, oh corazón robado?


No es que esto no quiera decir nada. Contésteme, a casa del
señor Deverrière, para A.R.
AR. RIMBAUD 

domingo, 24 de marzo de 2013

paisaje con música


.
soy la que cumple su palabra
única entre los árboles y el mar

mi ala esta rota
sin embargo estoy aquí
he volado más alto que los cuervos
he llagado hasta Venus y le he pedido el amor

defenderé a tu lado mi propia humanidad
usaré mi fuerza para sacarte de Babilone
te enseñaré un camino posible

tu alma de niño traerá la música hasta mi puerta
y yo le abriré
y le permitiré entrar

hágase mi voluntad.


.

sábado, 23 de marzo de 2013

TIKEN JAH FAKOLY

 



Les Nations Unies sont en train de redéfinir les Objectifs du Millénaire pour le développement, définis au début des années 2000 pour éliminer la pauvreté d’ici à 2015. Quels seraient selon vous les nouveaux Objectifs du Millénaire?

Je pense qu’il faut encourager l’agriculture. Il faut donner aux gens la possibilité de cultiver, qu’on s’auto-suffise sur le plan alimentaire.
Il y a beaucoup de jeunes dans les capitales africaines qui ne travaillent pas alors que la terre a la possibilité d’embaucher beaucoup de personnes.
Il faut mettre une politique agricole en place, l’exiger à tous les gouvernements africains, que les jeunes aient la possibilité de prendre des tracteurs à crédit, qu’ils pourraient rembourser après les récoltes. 60% du riz qu’on consomme en Côte d’Ivoire vient d’Asie, il faut arrêter ça, créer des emplois ici grâce à l’agriculture.
D’ailleurs, cette année je ne sors pas d’album. Je vais aller faire de l’agriculture dans mon village, au nord de la Côte d’Ivoire. Je vais me lever tous les matins pour aller au champs. J’ai acheté deux tracteurs d’occasion et une moissonneuse. Je vais construire une maison et m’y installer au mois d’avril. Je veux que les gens apprennent que je suis aux champs.

Vous changez de métier?

Je ne change pas de métier, l’objectif est vraiment de faire passer un message. Pour beaucoup de jeunes aujourd’hui, l’agriculture c’est un métier sale. Pourtant, ils mangent grâce aux agriculteurs.
J’ai envie qu’on dise: Tiken Jah, c’est un chanteur, une star, et il a décidé de devenir agriculteur. L’année 2013 sera l’année de l’agriculture pour moi. En 2014, il y aura un album, deux ans de tournées. Mon objectif d'ici là, c’est de faire passer ce message sur l’agriculture.

viernes, 15 de marzo de 2013


Mi viaje, primer intento

Que por qué vengo sola
porque nadie ha podido seguirme
Viajera, yo soy viajera, fue lo primero que dije
No sé si me escucharon
el hecho es que empecé a caminar
después monté en bici
más tarde en caballo 
mi preferido.
El automóvil representó una revolución
podía avanzar muy rápido y escuchar música
grandes artistas acompañaron mi viaje
creo que también son viajeros, como yo
y por eso me gustan

Finalmente, aquí estoy
traigo conmigo todos estos paisajes que puedes ver en mis ojos
pero vengo sola
nadie ha podido alcanzarme.

Quizás si me sentara a esperar
creeme, lo he pensado
pero me queda tanto por ver
y tengo una tentación

Los ultraligeros




jueves, 14 de marzo de 2013



Una experiencia poética.
Al tesoro del lenguaje le falta una joya.
Sara Veiras

Ayer estuve visitando Montevideo y tuve la oportunidad de conocer un lugar maravilloso. Me invitaron a la Casa de la Cultura Afrouruguaya ubicada en Minas con Isla de Flores.
Participé, sin esperarlo, en una conferencia donde se debatieron las cuestiones del lenguaje inclusivo y el otro, vinculado al racismo. La conferencia tuvo un contenido dialéctico y visual muy interesante.
Por lo tanto quedé pensativa y, como poeta, trasladé la experiencia a mi propio lenguaje: el poema surge a partir de la impresión que deja una experiencia que conmueve.

Me dije, están buscando la palabra que borre el dolor, es más, cuanto más la buscan más se arriesgan a reavivar el dolor. Esta es una experiencia poética en toda regla. Aquí tengo algo que decir, que también es mi forma de agradecer -fui acogida con muchísimo cariño, quizás como sólo puede ocurrir en Montevideo-.

La historia tiene su precedente, me acerqué allí con la intención de hablar de música, el hogar en el que me refugio cuando ese cofre de joyas que es el lenguaje me escatima la palabra que me falta y que conseguiría alojarme.
Sin embargo encontré una comunidad en lucha por borrar el racismo de las mentes y que, en el intento de encontrar la palabra que pueda representar su diferencia desde el respeto, encuentra escollos inesperados.
Esta es la vertiente que quiero desarrollar en la presente reflexión.

¿Cómo hacerlo aportando mi propia diferencia, quiero decir mi forma particular de relación con un lenguaje por el cual también estoy herida -empujada a la poesía- y del cual espero una representación?

Para desplegar este drama imaginé un cofre de joyas en el cual falta una, la que falta tiene un valor especial justamente por ser la que falta. La poesía es el intento más radical que conozco de encontrar esta joya-palabra, la música es el invento más certero que concibo para fabular que se la ha encontrado y que se disfruta de ella en un instante de olvido, que no esta acotado ni por el espacio ni por el tiempo.

El hilo de esta reflexión me conduce a tres momentos:

1- Un tesoro -el lenguaje- donde falta una joya.
2- Poesía: lo inevitable de buscar esa joya -la palabra que borre el dolor y a la vez represente al ser en su veracidad-.
3- Música: la fabulación del encuentro, un placer efímero aunque reparador y que deja una huella imborrable.

Ayer me vi inmersa en una experiencia poética, como dije, y este es el pivote desde el cual haré bailar mi voz. Yo elijo la poesía porque es rumbo a lo desconocido y considero que algo de desconocido tiene el lugar donde podría encontrarse esa joya que buscamos.

Joya( )Ítaca, diría pensando en Kabafis.


Tengo entre mis manos un joyero, luzco las joyas, algunas me sientan bien pero en una mala hora me las roban, me aguijonea la nostalgia, vuelvo a buscar, no encuentro lo que quiero, pruebo y pruebo, alguna puede ser pero algo me incomoda, descubro que no luzco como aquella vez, como merezco, la imagen revela una falla, una incomodidad, la joya no satisface mis deseos. Es más, hay otros espejos, miradas, ojos que miran torcido, que me mortifican señalando mi joya como fea.

La inquietud es profunda, es la mía propia y la de mis ancestros. Personas del África Subsahariana esclavizadas en tiempos de barbarie que llegaron a estas tierras traídos a la fuerza, desde el otro lado del agua y de la cultura.

¿Tiene esta herida una posibilidad real de sanar?

A esto no puedo responder, sin embargo creo que es importante seguir la huella de esta herida como motor de una búsqueda que tiene efectos valiosos.

Esta herida marca una huella cultural que es huella de lenguaje, pues cultura y lenguaje son las dos caras de esa joya que es digna de representar al propio ser.

Vuelvo a la experiencia poética pues considero que el paralelismo es revelador:

La herida abre en lenguaje y el lenguaje abre en poema. Palabra en la que se puede leer el destino en su emoción.

La herida supura en lenguaje, como el capullo abre en flor, en flor hermosa, en flor que cambia, que se marchita. Después el recuerdo, la nostalgia de la belleza, la esperanza de que la flor vuelva a nacer.

Infinitos recorridos por este camino de ir al joyero a buscar la joya que falta. Cada recorrido con su propio invierno y su primavera.

Así escuché la conferencia de ayer. Como la búsqueda de un lenguaje inspirado en una igualdad que florezca en justicia, el nivel en el que se juega la única humanidad que merece ser considerada como tal.
Escuché tras las palabras "lenguaje inclusivo, borrar el racismo", una demanda dirigida a un otro que se esconde en una oscuridad enigmática e inquietante, cuando es tiempo de sacarlo a la luz.


Pareciera que ciertas formas de belleza -la poesía, la música, la joya que es palabra que sienta bien -como hacen las semillas- se alimentan de un compost -el dolor subjetivo-, y que cuanto más antiguo es el compost más fértil la cultura: Candombe uruguayo, un legado que es testimonio.

Es un enigma.
La vida es un enigma.
El profundo sentido de la existencia humana es un enigma.
Materia poética. Peripecia que busca construir la paz de la propia existencia a través de un bien decir, en cuya falla se aloja la música.
Así experimenté la búsqueda en la que participé ayer en la Casa de la Cultura Afrouruguaya, donde se habló del lenguaje inclusivo, de la búsqueda de una palabra que borre el dolor.

Una palabra de amor.



.

miércoles, 13 de marzo de 2013

paisaje con perfume

eligió el rincón de las mujeres antiguas
sentadas desde siempre sobre brazas en flor
desnudas
las piernas abiertas
ebrias de un perfume sin tiempo ni espacio ni nombre

martes, 12 de marzo de 2013

viaje con mar


La sangre
cerco de espinas

por supuesto, el verso en gris
-gris dentro gris fuera-

en la cabeza revienta la ceniza
poco después

la mar