viernes, 26 de noviembre de 2010

martes, 9 de noviembre de 2010

El disco VocalizAfrica se puede adquirir a traves de la red en Bandcamp.com










Lessongui Soro

Algunos de los cantantes africanos y afrodescendientes más comprometidos en nuestro país se dieron cita el pasado jueves 14 de octubre en el microfestival ‘VocalizÁfrica’ que recorrió las castellanas Valladolid y Salamanca.

Fueron dos días de música inolvidable, compuesta para la ocasión, por lo que los músicos pasaron ensayando buena parte de sus descansos entre concierto y concierto.

sábado, 6 de noviembre de 2010

...en las que con placer arribes a bahías nunca vistas (Kavafis)

.

ruega que tu camino sea largo... (Kavafis)

.

Atardecer en Santorini, Grecia

.

moussaka, un poema griego


.









2 cebollas
4 dientes de ajo
1/2 kg de carne de ternera o cordero picada
1 kg de berenjenas
1/2 l de aceite de oliva
2 tomates grandes
1 cucharadita de canela molida
Un poco de menta fresca
Sal y pimienta al gusto
1 pellizco de perejil picado
1 chorrito de vino blanco
1 trozo de queso feta para adornar
1/2 litro de bechamel
3 cucharadas de queso rallado



Yo, después de probarla:

viernes, 5 de noviembre de 2010

dia tres

.

desesperanza
hambre
y guerra

El hombre

deseo
ilusión
juventud

¿cuándo volverá?

El hombre

esperanzado
equivocado
gira

de hambre en hambre

fortuna amañada
El hombre

número ganador
El hambre


.

dia dos

.

Te conozco, te he visto
vender el brillo del sol
al precio de una nube
también he visto una bandera gris
sobre una baldosa gris
y los colores del mar y la tierra
se han vuelto grises en tus dos metros

te veo,
vives en una jaula
confundido pisas tus sueños

como si fueran alfombras
.

La acrópolis


.










El máximo esplendor arquitectónico concebido y conocido por la historia,
contrastando con la lucha del hombre de a pie por dejar atrás su pobreza;
cuando, y por ahora, lo que deja atrás es la magnificencia y la
magia de la Acrópolis
que le observa desde lo alto,
como si se tratara del ojo de Dios.

.

lunes, 25 de octubre de 2010

La Acrópolis


.







El milagro fue descubrir
un lugar
donde el silencio se hizo piedra

.

viernes, 22 de octubre de 2010

"La voz del escorpión" de Antonino Nieto

.

En el origen Poeta
Voz y Sed
Voz que canta. Sed que añora

¿Qué milagro hace que la voz provenga del Otro?
¿Qué inescrutable elección transforma la sed en mordedura?

Voz del escorpión, Sed del caníbal
La boca parlando, La boca succionando,
La boca sellada por un beso que inocula el “no”

no-hombre
hombre-no
convergen en la boca de aquel a quien no han contado nunca
por qué
se da un beso
aunque sabe,

que son los pies los que besan el suelo
antes que el viento abandone las velas.



.

martes, 12 de octubre de 2010

Athenas

.

Estuvo detrás, una vez
en el inicio
empujando

Ahora está adelante

A mi alcance


.

sábado, 9 de octubre de 2010

día uno

.


del blanco y el negro
Así surge la ceniza
Hablar, Trazar
palabras que rebotan contra un muro giran opulentas
chocan, se acoplan
Quién consigue descifrarlas
Todo es Eco, Eco
golpeando la carne, golpeando
Fragilidad
Impostura



Falsedad dibuja sus castillos con pulso tembloroso
los disuelve dentro del papel
los ahoga

Hablamos de reciclaje
del retorno en bucle sobre sí mismo del árbol

En el horizonte
la muerte rebota contra sí misma
convirtiendo el deseo
En nadie
Silencio
Olvido



.

martes, 5 de octubre de 2010

Tango, por Nestor Norma






.

Tango ballet, si. Tango aéreo, etéreo, deleitable, deletéreo. Tango en Madrid, que no es lo mismo que en el Taso de San Telmo. Piernas que dibujan en el aire la cuadratura del círculo. Pasos que escriben una partitura y no se tocan. Cuerpos que encajan perfectos. Es el trabajo de Eleonora Cassano en el ballet argentino y se ve en el rellano a Julio Bocca. He visto con un nudo en la garganta un espectáculo que enojaría a un tanguero. Pero el tango en cualquier capital del mundo no es el tango en Buenos Aires. En el exterior es nuestro, en Buenos Aires es para compartir lo nuestro. Por eso la emoción. La coreografía de María Stekelman. Karina Levine en la canción. Siglo XIX todavía. Inmigrantes que llegan sin papeles, con ideas, sindicatos, tarantelas, pasodobles y mazurcas. La mezcla de razas mejora los ritmos que existían. Y llegó el acordeón, buscando unos compases que bailaban los hombres. ¡¡Porque el tango es macho!! En la pista solo los hombres, en los prostíbulos solo las mujeres. Siglo XX, Buenos Aires crece; Gardel está en Paris. Y llega el bandoneón. El tango se entroniza, tiene letra, tiene musas, tiene putas, malevos, suspira sus nostalgias enfermizas. El tango es Troilo, es D'arienzo, Pugliese, es Angel Vargas, Julio Sosa.. El tango famosea, perdura, se multiplica y agoniza.¡¡Porque el tango es macho!! Agoniza mas no muere: resurge renovado, polémico y genial, y es nuevamente amado. "Las callecitas de Buenos Aires.., viste, tienen un no se que.." Y llega Astor Piazzola, acordes que cuestionan, infiel de la ortodoxia. Los cuerpos igual bailan, danzad, danzad, malditos. El bandoneón respira, respira, respira.. La Unesco lo protege, el tango es cultura. Y los sonidos mutan, y los estilos cambian, la última versión, la mas moderna, que busca en los ancestros, el tango es electrónico. Acústica magnífica: El teatro del Canal. En los ojos el llanto, en la garganta miel. Tango de burdel, salón y calle. Dirige Rafael Lafica. La Orquesta China Cruel.

.

viernes, 1 de octubre de 2010

Un hombre descalzo

.
El camino de la brasa
recorre
Llaga y carbón que no olvida
El hombre

Camino que hiere el cuerpo
doblega
El hombre pule el cemento
camina
Exacto pisa, y en monotonía
En monotonía transcribe
lo que la brasa le dicta


Uno tras otro
uno tras otro
el camino de la brasa
no le deja alternativa

Hay un árbol y una raíz
vivir es pulir
Sabe el hombre
que trabaja
que camina

Ahora sus pies no son bellos
Negro el rastro
de quien viene
de quien llega

Este hombre que sabe el valor
de los días
también Sabe que de tanto pisar
En ceniza

se convierte lo que antes ardiera






.

jueves, 16 de septiembre de 2010

De "Arden las pédidas". Antonio Gamoneda

.



ARDEN las pérdidas. Ya ardían
en la cabeza de mi madre. Antes
ardió la verdad y ardió
también mi pensamiento. Ahora
mi pasión es la indiferencia.
Escucho
en la madera dientes invisibles.



.

lunes, 30 de agosto de 2010

Prueba irrefutable de la existencia de Dios

.








.

Prueba irrefutable

.

de la masificación por conveniencia asociada al capitalismo.

Qué sencillas son las conversaciones de estas gentes.
Hablan del Cola-cao, de si prefieren la marca Nesquik, de si
en el Carrefour es más barato.
Que yo vengo a este camping desde hace diez años, con la Juana y la Lola
y los niños. Que si ahora mi hijo está trabajando. Qué si comemos
la pizza de bla, bla, bla… Quizás hay cien familias de distintas madres
y padres distintos, pero todos parecen cortados por las mismas palabras.

Tamaño estándar. Cuadrado. Dos dedos de frente.
Los mismos canales de televisión.


.

sábado, 28 de agosto de 2010

El cisne negro

.






.

.
...seres humanos, altamente civilizados,
vuelan sobre mí intentando matarme.”

George Orwell


Hoy pasé por un estanque lleno de patos,
cisnes, y pavos reales
El espectáculo era sublime, y
emocionada
les recité “Sonatina”


… la princesa está triste, qué tendrá la princesa, los suspiros escapan de su boca de fresa…


Los plumíferos, continuaron picoteando,
altamente indiferentes
De pronto, uno vino hacia mí
¡La poesía lo conmueve, Aleluya!
Cuando estuvo cerca, batió las plumas
que se pusieron de punta
Yo seguí con mis versos, confiada
en su poder:


…el jardín puebla el triunfo de los pavos reales, parlanchina, la dueña, dice cosas banales…



Sin embargo el plumífero erizó aún más Aquello
Perdí la estrofa, y recordé a los humanos altamente civilizados de Orwell
También recordé a alguien que considera la poesía como la verdadera prueba
de la existencia del hombre

¿Cuál será la prueba de la existencia del pato?

Hoy comeré pato, altamente indiferente, a la naranja

Mañana te cuento
.



.

A un querido poeta

















Fascinado por el frío
sólo concibe
el refugio
transitorio

Su escritura es tan hermosa
que degustamos, de su puño,
dóciles
La desesperanza


.

domingo, 22 de agosto de 2010

“Les Balcàniques” de Albert Herranz Hammer

.
Denuncia de la cobardía que ensombrece la condición humana.
“…seres humanos, altamente civilizados, vuelan sobre mí intentando matarme.” Cita el poeta en la introducción, a George Orwell.
“Les Balcàniques” es un libro extraordinario, como ocurre siempre con el decir de un poeta que deja entrar el mundo en su corazón, sobreviviendo a la herida, y soportando el peso de desnudar su miseria.

Selección de poemas:

Bosnia
La terrible guerra acaba de comenzar
-Macedonia y Kosovo esperan su turno en el matadero-
miles de niños, mujeres y hombres
con sus pertenencias, sin ellas
caminan, como las semillas al viento, hacia los cuatro puntos
caminan hacia esas líneas imaginarias
que frecuentemente tatúan la conciencia de los hombres
y los hacen creerse diferentes.
Caminan
y son rechazados.
¿Quién quiere al perdedor? ¿Al pobre? ¿Al desamparado?





Y
qué me queda por decir, si ya está todo dicho,
No puedo ofrecer nada más en el altar de una verdad sacrificada.

Todo son sensaciones, sentimientos…
Mientras Europa pretende ignorar, la Tormenta aumenta

y en el centro del continente,
crece un árbol de raíces fuertes
y no es el árbol de la esperanza, ni el árbol de la muerte,

ni tan sólo el de la desgracia.

Es el árbol del miedo,
el terrible miedo que distancia a los hombres.


.

viernes, 13 de agosto de 2010

de Leopoldo María Panero


la psiquiatría es la consideración no humana de lo humano



.
Desde hace tiempo tengo una mujer, llamada orujo, llamada cazalla. Los alcohólicos necesitamos compañía, pero la bebida nos deja solos. Solos con el amanecer, y con lo que yo he llamado en mis poemas 'la jauría atroz de los recuerdos': recuerdos de interminables torpezas, de desastres, de gestos que sólo el alcohol nos hace ejecutar.




.

miércoles, 11 de agosto de 2010

“P” de Peligro, Premio, Padecer y Panero

.
Este es un pueblo de burros
burras y borricos
que son las crías de los burros y de las burras
apadrinados
por la excepción a la regla de la sabiduría

Esta es la España
que le niega su premio
a Leopoldo María Panero

Él diría verdades que Hasta
quienes sólo rebuznan
podrían padecer

.

martes, 10 de agosto de 2010

Entre sus manos, mi infancia

.
Todos y cada uno de los días de mi infancia
mi padre y yo sellábamos un pacto de amor
entre nosotros
Ocurría a la vuelta de su trabajo. Yo suspendía
mis deseos,
y me sentaba a esperarlo hasta verlo llegar
Entonces corría a darle un beso

En base a esa lealtad, que duró muchos años
mi padre y yo nos hicimos amigos

.

lunes, 9 de agosto de 2010

Para Antonino Nieto Rodríguez

Texto: lo que se dice en el cuerpo de una obra.
Poética: tratado sobre los principios de la poesía.

El poeta padece una rigurosa esclavitud: Se ve sometido a los principios de la poesía, y aunque no los medite conscientemente, subyacen en su obra.
Ergo Sum: El tratado sobre los principios puede leerse en la obra de un poeta.
En todo lo demás el poeta es tan libre como le consienta la verdad que lo habita.
Y, Poeta, es quien se sabe habitado por una verdad.

O eres “poeta” o te borran de la “verdad"

O te la adelgazan hasta tal punto que más te valiese no haberla “entre-leído”

Porque a eso se reduce el "ser" del “poeta” : al peso de la “verdad”


¡Y la verdad golpea como puños en la voz de Antonino!
¿Habrá sido por eso que me fascinó escucharlo,
a mí que soy “nórdica”, cuando se trata de des-escombrar una lectura?

Ahora cuento con un soporte escrito entre las manos y puedo pausar mi escucha con los ojos.
Busco con tesón en el libro de referencia y emerge el poeta ordenando a su gusto. Recortando y pegando hasta armar el colage (que le parece más revelador) de lo que subyace en la vida representada en el texto: “Ciudad sonámbula”

“Vagabundeo es abundancia, lugar sin fin del acertijo y la posibilidad.”

Ese vagabundeo también es regla poética, y a ella se somete Antonino en este recorrido de Vaivén. Incluso convenciéndome de la existencia de un decálogo, que debo rebuscar entre las hojas.

Poeta, aquel que es capaz de tirar las palabras al viento y hacerlas caer en el orden preciso.

Orden que pone al final de la fila Un “no quiero ni necesito nada”
Miente y así corre su verdad a beber agua
en el penúltimo (inmediatamente antes del último) esqueleto de las sombras. El anterior a la pérdida
¿perder la resistencia?
“tengo miedo”

envejecer en esta pobreza contemporánea de la nostalgia a brochazo o tijeretazo lo mismo da porque todo es miseria en el escaparate-corazón de la bestia
¿qué otra adicción cabe que la del instante?, hacer de la tristeza grito dactilografiado ahormándo el poema:

“insomne” pasar “del alma” de un tramo a otro de distinto nivel

.

sábado, 7 de agosto de 2010

"Mi lengua mata" de Leopoldo María Panero

Conmovedora construcción que parece estrangularse a sí misma.
Duelo entre poemas en los que se palpan las texturas como si se tratara de cuerdas entre las que hay que elegir la más firme. Pues deberá soportar el peso de una verdad en peligro que el poeta añora rescatar
de un pozo
de la negación
o del fuego….

viernes, 6 de agosto de 2010

Miro Mi Desnudez de Antonio Gamoneda
















Miro mi desnudez. Contemplo

la aparición de las heridas blancas.


Envuelto en sábanas mortales,

bebo en las aguas femeninas

la dulzura y la sombra.




.

lunes, 2 de agosto de 2010

Azotea con niño

el niño llora
llora el niño
llora llora
dentro de mi cabeza
este niño
niño que llora y no sabe
Más que llorar

sábado, 31 de julio de 2010

La pequeña tienda de los horrores

Un guiño tras otro. Guiño al trabajo, al amor.
Al absurdo entretejido con el absurdo.
Giño a la condición del ser humano:
Enfermedad inscrita en la lengua como un tatuaje.

Ombligo/gruñido excitado por el crepúsculo
que sólo sacia la muerte
más natural.

viernes, 30 de julio de 2010

Corten La cinta blanca

Tres hijos de tres ex-Nazis se juntan para reparar lo irreparable.
Dinero. Billones multiplicados por mucho, y la comedia de mantenerse vivo: He aquí el argumento.
Hablo de una película innombrable. Aunque durante un minuto me divertí.
Inesperada Fiesta callejera. Berlín. El carnaval antes de la orgía.
Disfruté del individualismo. Esa perversidad tolerada y tan inocente, cuya transversal me llevó a “La cinta blanca”. Su reverso. Una película extraordinaria.
La cara real de lo irreparable.

jueves, 29 de julio de 2010

"Hace días que llueve" de María Soledad Uranga

Hace días que llueve y la gata se comió el último grillo que nos mantenía despiertos.

martes, 27 de julio de 2010

26 de Julio





Nombre: Stanley Kubrick
Lugar de nacimiento: New York (EEUU)
Fecha de nacimiento: 26 de Julio de 1928
Fecha de defunción: 7 de Marzo de 1999

Stanley no era un alumno brillante en la escuela. Aunque era inteligente, sus notas eran bastante bajas. Buscando motivar su inteligencia, su padre le intrudujo primero en el ajedrez, juego al que Kubrick sigue siendo aficionado, además de buen jugador. Pero más acertada fué la decisión de regalarle una cámara fotográfica cuando Kubrick cumplió los 13. Comenzó a realizar fotos por toda Nueva York, y acabó trabajando para la revista Look de manera habitual. Tras esta etapa, se interesa por el cine y comienza a rodar sus primeros documentales y cortometrajes a principios de los 50. En 1953 rueda su primer film. La presión provocó incluso su divorcio. Sus dos siguientes largometrajes le abren las puertas de Hollywood y le permiten dirigir nada menos que a Kirk Douglas en Senderos de Gloria.
Para su siguiente film vuelve a contar con Douglas. Sería la superproducción Espartaco, todo un clásico del cine. Poco después volvería a divorciarse, y trasladaría su residencia al Reino Unido. Su primer largometraje "inglés" fué Lolita, la adaptación del clásico de Vladimir Nabokov. Seis años después, colabora con Arthur C. Clarke para adaptar una novela del propio Clarke. 2001, Una Odisea del Espacio marcó época en el cine de ciencia ficción, y es considerada una de las obras maestras de la historia del cine.
Pero aún quedaba mucho talento. Suficiente para dirigir otra obra maestra, la Naranja Mecánica, escandalizando por la sexualidad y la violencia. No pudo dirigir la secuela del exorcista, así que se contentó nada menos que con llevar al cine una de las novelas de Stephen King, el Resplandor. Nuevo éxito. Nada menos que 7 años tardó en dirigir su siguiente película. Nuevamente una violenta crítica social en la Chaqueta Metálica, reflejando la parte más oscura de la guerra. Doce años hicieron falta para que Kubrick se decidiese a volver a rodar. La muerte le llegó mientras terminaba de montar Eyes wide shut. Dos días después, la productora hacía públicas las primeras imágenes del film.

viernes, 23 de julio de 2010

Jugando a buscarme/encontrarte en la "Ciudad sonámbula” de Lilián Pallares.







Llevamos una década de siglo XXI. Es maravilloso poder decirlo. Vivimos en un estado de suficiente paz. Aún.
Y convivimos.
Aquí tenemos la crónica que lo demuestra: “Ciudad sonámbula” localiza conmovedoras e inquietantes escenas de la vida cotidiana, de esta primera década, en un tablado multirracial y multiétnico: Madrid.
La radiografía de su cielo, suelo, y subsuelo, nos llega de la mano de una cronista caribeña, además emigrante, que se apoda a sí misma ”ártica”.
Mirada abierta, empática, sensible, que atraviesa tiritando el contrapunto del frío para el cual está “desactualizada”, aunque su identidad: sentirse feliz, constituye un salvoconducto que le permite sonreír a pesar de la tiritona. Y si lo dudan, lean este libro.
El mensaje es hermoso. Hay esperanza para quien trae consigo, pegado a sus pies, un suelo firme sobre el cual pisar. El suelo de su propio deseo.
Sobre ese suelo podrá correr, columpiarse, decir No a lo que “no quiere ni necesita”. Y ella, Lilián Pallares, pisa sobre este suelo el día que comprende que vino hasta aquí, hasta este lugar ártico, para algo: Escribir, cueste lo que cueste.
Una crónica de lo ártico contada desde las entrañas.
Sólo ella podía hacerlo. Ella que lleva el frío punzante del primer encuentro con Madrid mordiéndole el ombligo, como una ombliguera.
Interesante metáfora que sugiere un segundo nacimiento. Nacimiento elegido, en esta ocasión: Conocer mundo, atravesar el cielo, plantarle cara al miedo a volar, dejar atrás el refugio materno para buscarse la vida, aunque implique sufrir alguna vez la condición de I.V.N.I.
Buscarnos la vida como “desactualizados”, y puede leerse Emigrantes, que a efectos prácticos viene a ser lo mismo: Papeles por actualizar, trabajo por actualizar, vivienda por actualizar, compañeros de piso por actualizar, familia, amigos…
“Colas o filas” con reglas diferentes. Así se establecen las fronteras para El desactualizado que zapatea, cuando no corre, intentando ganarse la vida sobre este tablado. Arrojado contra la actualidad por el banco, por el código de barras, por el trámite sádico-masoquista, por la regla de la cola o fila de turno que le caiga sobre los hombros en el día que le toca vivir, que es El día que importa.
Reglas que finalmente, después de buscar sin encontrar y encontrar aunque no se busque, se hermanan en una réplica lúcida, como “galope de yemas de dedos sobre un tambor”: La única vida que tienes es esta fila en la que estas ahora mismo, y en la que eres responsable de una elección Quedarte o irte de Un destino que no deseas.


www.aldevara.es
ciudadsonambula.blogspot.com
www.charlesolsen.es

lunes, 5 de julio de 2010

ÁFRICA VIVE

Con Uruguay en el Corazón



Y la muerte no tendrá señorío DYLAN THOMAS





POEMA

" Y la muerte no tendrá señorío.
Desnudos los muertos se habrán confundido
con el hombre del viento y la luna poniente;
cuando sus huesos estén roídos y sean polvo los limpios,
tendrán estrellas a sus codos y a sus pies;
aunque se vuelvan locos serán cuerdos,
aunque se hundan en el mar saldrán de nuevo,
aunque los amantes se pierdan quedará el amor;
y la muerte no tendrá señorío.

Y la muerte no tendrá señorío.
Bajo las ondulaciones del mar
los que yacen tendidos no moriran aterrados;
retorciéndose en el potro cuando los nervios ceden,
amarrados a una rueda, aún no se romperán;
la fe en sus manos se partirá en dos,
y los penetrarán los daños unicornes;
rotos todos los cabos ya no crujirán más;
y la muerte no tendrá señorío.

Y la muerte no tendrá señorío.
Aunque las gaviotas no griten más en su oído
ni las olas estallen ruidosas en las costas;
aunque no broten flores donde antes brotaron ni levanten
ya más la cabeza al golpe de la lluvia;
aunque estén locos y muertos como clavos,
las cabezas de los cadaveres martillearan margaritas;
estallarán al sol hasta que el sol estalle,
y la muerte no tendrá señorío. "

viernes, 2 de julio de 2010

Cosas que sabemos

El corazón humano cumple la regla de La Manzana
basta con que una esté podrida
para que lo estén todas las demás

Sabemos que esta regla
(como todas las otras)
tiene excepciones

martes, 29 de junio de 2010

cierre los oídos

Loros locos recitan un rosario de mentiras

sábado, 26 de junio de 2010

“Poesía, género innegociable”, de Ismael García Abad.


Lectura en cuatro tiempos, por Sara Veiras.


Una grata sorpresa. El poema se titula: “Poesía, género innegociable”. Título de mi gusto. Poco democrático, quizás. ¿Soy democrática? ¿Lo es el mundo en que vivimos?
Grata sorpresa, repito, ante el nervio del primer tiempo y sus profundas y genuinas preguntas: ¿Cómo escribir? ¿Qué escribir?
Grandes preguntas que pueden orientar como las brújulas el viaje incierto del poeta.
Preguntas hechas en el orden correcto.
Lo primero, en cuanto a escritura se refiere, es el Cómo. Ahí tenemos el estilo. Luego vendrá el Qué . Sin ser menos importante, secundario si nos ocupa el fundamento. Y este poema interroga al fundamento. Se aboca desde el inicio al hecho conceptual. Desde el título nos confronta al concepto Poesía, y habla de género –y yo pienso en Modo de Ser-, Ser que en la voz del poeta no admite concesiones.
Con un título y dos preguntas ya estoy dentro del poema.
Me sumerjo en el corazón de quien busca construir los cimientos del verdadero y único hogar innegociable: Su sí mismo. Entonces llega la segunda sorpresa.
La campanada que abre a otra dimensión.
Me quedo atónita.
De la interrogación salta a la contundencia. Un salto acrobático. La voz alcanza la cima y habla desde lo alto. El poeta marca una separación entre Su sí mismo y el Otro: Que no le engañen, le dice, y hasta le grita. Habla alto y claro.
¿Nos advierte a nosotros, lectores tentados a escribir?
Este segundo tiempo marca una elipsis, porque léase bien, entre esas dos primeras preguntas, y ese Que no le engañen, hay un saber construido. Saber que permite un cambio radical, y el que habla pasa de preguntar a dar respuestas en un tono innegociable.
Consejos expresados mediante la negación.
La negación es un universo con reglas propias –no se olvide que soy psicoanalista-. Y ante mis oídos el poeta desfallece. Este segundo tiempo es el tiempo del desmayo que se compensa con el grito.
Aconsejar mediante la negación implica moverse en la oscuridad.
No vaya por ese camino, dice, pero aún desconoce el camino a seguir.
Entonces llega el tercer tiempo. Momento que leo en mayúsculas. Momento sublime. Me siento en un trampolín. Ahora el poeta me habla al oído y lo hace en minúsculas, porque habla de algo íntimo y que atañe a su Sí mismo.
Dice: escriba en clave recordando su significado.
Así nos llega el primer consejo afirmativo, y habla de una clave.
La poesía existe como clave leerá quien sepa entender.
Quizás resulto pedante, pero aquí hay conceptos y los conceptos me apasionan:
Escritura y trampas. Trampas imborrables. Valores Simbólicos… Todo ello asociado al peligro de Patinar.
Me siento a gusto. El universo significante gira en torno a la escritura. El que habla esta concentrado, y yo, que leo rumiando, me siento agradecida.
El que habla también rumia su asunto y no se va por las ramas. Se atreve con grandes conceptos. Retoma el nervio del inicio.
Esta voz se llena la boca sin miedo y con palabras de peso.
¡Qué alegría! Ningún “tarro de mermelada” le cierra el camino.
Nada de “ojala llegue a enamorarme mucho”. “sábanas. vientres. tu nariz y tus cejas”.
¡Qué cansada estoy de esa moda de la sencillez que practican los jóvenes “poetas” españoles!
Respiro.
Y al final el espectáculo. Ninguna sinceridad o sentimiento justifica descuidar las connotaciones de esa palabra . Sea cuidadoso, nos advierte, y yo veo fuegos artificiales.
La palabra tiene connotaciones, he ahí el espectáculo que atañe al poeta, sépalo usted y no perderá el rumbo.
En el cuarto tiempo, pues este poema se apoya en cuatro patas como una buena mesa en la cual se pueden hincar los codos, vuelve la interrogación en un movimiento de redondez que me gusta tanto como eso de innegociable.
El poema ha sido escrito y ahora Qué es.
¿La propia vida del poeta?
¿Un engendro que quita el sueño?
Desvela como una frase inviable.
Se ha impuesto con voz propia como hace un poema favorito.
Es obra viva y nos arroja hacia la primera vez.
Los puntos suspensivos del final sugieren que lo innegociable resulta inquietante…

Se mueve como un punto fijo anclado en la primera vez.

viernes, 25 de junio de 2010

V Concurso de Poesía Margarita Hierro

Escribí este Réquiem en referencia al V concurso de poesía Margarita Hierro. Un concurso que se cerró el día 23 de abril y cuyo premio estaba otorgado el 19 de Mayo, o sea, Tres semanas después.
Tres semanas de reflexión merecieron los más de 200 poemarios recibidos. Eso significa que fueron leídos unos 10 poemarios cada día, poemarios de más de 600 versos.
Que cada quien saque su conclusión. Yo saque la mía con redoble al enterarme de que el ganador es de una zona cercana, cuando el concurso se propone como internacional. Y comprendí, también con redoble, eso de “Ver gigantes donde sólo hay molinos de viento”.
Yo que crecí en un país donde en lugar de Cervantes nos inspiran autores como Nietzsche, comprendí también que después de la “Muerte de Dios” al sistema apenas le quedan opciones y es lógico que se dedique a inventar “Gigantes donde sólo hay molinos de viento”.
Una forma de asfixia para la cual el poeta sencillo no esta preparado.
Repito: Que cada quien saque su propia conclusión. La mía es un Réquiem:




Réquiem

La Ética ha muerto.
El deseo es una brújula rota.
Si estás Vivo escóndete bajo una piedra.

El sistema, Nosferatu al revés, se alimenta de los No-vivos.
Ningún peligro para tu sangre. Sólo se moverá por dinero.

No-vivos: seres programados para sentirse sedientos
de cosas desechables, perecederas, inútiles.

Lobotomía de la interrogación.
Asfixia.

El Rey es el Rey, y la lengua parlanchina no dice verdad.
Ha esterilizado las palabras con lejía.
El hielo corre por sus venas.
Neutralizar la lucidez, peligrosa para el amo, es el designio.

¿Cómo saciar a este Nosferatu invertido?
Su objeto es Nada. Su cara visible Todo.

Si estás Vivo elige con cuidado una buena piedra.

martes, 22 de junio de 2010

Cosas oídas

están la Fe
la Esperanza
la Solidaridad

y por encima de todo
está la Banca

sábado, 15 de mayo de 2010

Revolutionary (Crónica de Madrid)

Ayer asistí a una tertulia de psicoanalistas. El tema giró en torno a la obra de Richard Yates: Revolutionary Road. No se trató de crítica literaria, por supuesto. El psicoanálisis busca conocimiento, por eso se acerca a todo aquello que se lo facilite, en este caso una novela con personajes en los cuales hincar el diente de la interrogación.
Fue fascinante. Yo asisto a varios eventos similares en apariencia. Actividades poéticas y artísticas de músicos, pintores y escritores, siempre dispuestos a compartir su arte, y que se explayan con la intención de conquistar mis oídos (demasiadas veces perplejos frente a su in/equitativa sordera). Pero los psicoanalistas son un terreno aparte. Ellos escuchan, leen escuchado, oyen escuchando, viven escuchando. Esto los hace únicos. Una cantera sobre la cual florecen frutos exóticos y fértiles.
Me sentí dentro de una Big Band de Jazz donde los solos hacían brillar diferentes ángulos de una pieza compleja, de una verdad inquietante, de unos actos humanos que, en última instancia, resultan insondables. Todo ello sobre un fondo de reflexión intensa, sensible, conmovedora, angustiosa. Pura magia del corazón y del alma. Magia de la palabra que se construye en torno a una herida que intenta sanar.

martes, 4 de mayo de 2010

DO NOT GO GENTLE INTO THAT GOOD NIGHT. Dylan Thomas





Do not go gentle into that good night
Old age should burn and rave at close of day;
Rage, rage against the dying of the light.

Though wise men at their end know dark is right,
Because their words had forked no lightning they
Do not go gentle into that good night.

Good men, the last wave by, crying how bright
Their frail deeds might have danced in a green bay,
Rage, rage against the dying of the light.

Wild men who caught and sang the sun in flight,
And learn, too late, they grieved it on its way,
Do not go gentle into that good night.

Grave men, near death, who see with blinding sight
Blind eyes could blaze like meteors and be gay,
Rage, rage against the dying of the light.

And you, my father, there on the sad height,
Curse, bless, me now with your fierce tears, I pray.
Do not go gentle into that good night.
Rage, rage against the dying of the light.



NO ENTRES DÓCILMENTE EN ESA BUENA NOCHE

No entres dócilmente en esa buena noche,
Que al final del día debería la vejez arder y delirar;
Enfurécete, enfurécete ante la muerte de la luz.

Aunque los sabios entienden al final que la oscuridad es lo correcto,
Como a su verbo ningún rayo ha confiado vigor,
No entran dócilmente en esa buena noche.

Llorando los hombres buenos, al llegar la última ola
Por el brillo con que sus frágiles obras pudieron haber danzado en una verde bahía,
Se enfurecen, se enfurecen ante la muerte de la luz.

Y los locos, que al sol cogieron al vuelo en sus cantares,
Y advierten, demasiado tarde, la ofensa que le hacían,
No entran dócilmente en esa buena noche.

Y los hombres graves, que cerca de la muerte con la vista que se apaga
Ven que esos ojos ciegos pudieron brillar como meteoros y ser alegres,
Se enfurecen, se enfurecen ante la muerte de la luz.

Y tú, padre mio, allá en tu cima triste,
Maldíceme o bendíceme con tus fieras lágrimas, lo ruego.
No entres dócilmente en esa buena noche.
Enfurécete, enfurécete ante la muerte de la luz.

Poema Victoriano. Regalo de Nelson Mandela








En la noche que me envuelve
negra, como un pozo insondable
doy gracias al dios que fuere
por mi alma inconquistable

En las garras de las circunstancias
no he gemido, ni llorado
ante las puñaladas del azar
si bien he sangrado, no me he postrado

Más allá de este lugar de ira y llantos
acecha la oscuridad con su furia
no obstante, la amenaza de los años, me halla
y me hallará, sin temor

Ya no importa cuán recto haya sido el camino
ni cuantos castigos lleve a la espalda
soy el amo de mi destino
soy el capitán de mi alma

jueves, 29 de abril de 2010

"Dichterliebe" Jose Emilio Pacheco


Un regalo de Carlos Ollero
Carlos dijo:
"Hace poco que he descubierto a este inmenso poeta, conjuga con maestría una clarividencia excepcional y una utilización de las palabras segura y acertada, me alegra que haya obtenido el Cervantes, como muestra uno de sus poemas."



La poesía tiene una sola realidad: el sufrimiento.

Baudelaire lo atestigua, Ovidio aprobaría

afirmaciones semejantes.

Y esto por otra parte garantiza

la supervivencia amenazada de un arte

que pocos leen y al parecer

muchos detestan,

como una enfermedad de la conciencia, un rezago

de tiempos anteriores a los nuestros,

cuando la ciencia cree disfrutar

del monopolio entero de la magia.

jueves, 22 de abril de 2010

Betina











Betina se quedó ensimismada mirando la miel.
"Para producir medio litro de miel las abejas tienen que visitar entre dos y cuatro millones de flores recolectando néctar. Luego tienen que llevar ese néctar al panal para convertirlo en… " pensó, y al mismo tiempo metió la cuchara, una cuchara de madera, por supuesto, dentro de la miel y se la llevó a la boca.
"Cada abeja tiene que volar sobre unas mil flores para llenar su estómago. Y se necesitan sesenta estómagos de abeja para llenar esta cuchara", continuó elucubrando Betina, sin dejar de saborear la exquisita miel que acababa de comprar.
- ¡Es perfecta! –exclamó.
- ¿Quién es perfecta? –preguntó André.
- La miel.
- ¿La miel?
- Sí. La miel. ¿No quiere darle algo maravilloso, señor André? Pues ofrézcale miel de los altos desiertos de Sonora.
- Pero hablábamos de la cena, Betina –aclaró André, que conocía muy bien las extravagancias de su cocinera.
- La cena debe ser ligera. Podemos hacer una ensalada. Y como postre serviremos fruta con miel.
- ¿Una simple ensalada, Betina?
- No tan simple. Llevará albahaca recién cortada y la acompañaremos con patatas biológicas. A mí me parece bien. ¿Y a usted?
- Yo qué sé, Betina. Y para qué voy a opinar si harás lo que quieras, como siempre. Voy a traerte lo que pueda –dijo André, refunfuñado. Y salió a la terraza.

Vivían en un ático y tenían mucho espacio. De modo que plantaron una huerta en los altos de su buildinng de Manhattan: Tomates, lechugas, hierba buena, albahaca…, todo crecía cerca del cielo, en pleno Battery Park. ¿Quién lo iba a decir?, alguien como André, por supuesto:
Por qué no. En New York todo es posible –había dicho-. Pero… ¿Y el invierno? ¿Qué haremos en invierno?, -había preguntado Betina-. Eso tiene arreglo –opinó André-. Vivimos en el siglo de la tecnología.
Y gracias a la tecnología y a una suculenta suma de dinero, invertido en filtros de aire y medidores de temperatura, realizaron el insólito proyecto.
André fue elejido encargado de recoger la cosecha. Betina, responsable de la siembra, mientras Isaac limpiaría la huerta. El riego quedaba a cargo de un sistema automático que calculaba milimétricamente el porcentaje de humedad. También contaban con la ayuda de un agrónomo que conseguía la mejor tierra, las mejores semillas y todos los nutrientes naturales necesarios; de modo que obtenían un cultivo de calidad y ecológico.
André sabía perfectamente qué piezas escoger por el olor. Su olfato se había desarrollado en la misma proporción que había menguado la vista. Eligió los mejores ejemplares y se los llevó a Betina que continuaba abstraída en su mundo de flores y de miel:
"Si hacen falta mil flores para llenar un solo estómago de abeja, ¿cuánto tiempo hará falta para que una pequeña abeja consiga llenarse? Mil flores son muchas flores. Nosotros tenemos flores y yo trabajo duro para cuidarlas. Pero mil flores no tenemos, quizás tengamos unas cien o doscientas, pero mil no, eso no, por supuesto… ¿O será que la misma abeja liba muchas veces en la misma flor?" continuaba inquiriendo Betina cuando regresó André.
- ¿Usted cree que una flor tendrá néctar y polen suficiente para alimentar a varias abejas, señor André? –preguntó Betina, muy preocupada.
- No sé, Betina, pero te lo responderé más tarde. En cuanto regrese Enrique lo buscaremos en la enciclopedia –dijo André, con ternura. Sabía que su querida cocinera estaba nerviosa por la perspectiva de una invitada. Cuando esto ocurría Betina canalizaba su inquietud haciendo todo tipo de preguntas insólitas.
- Yo sé que el polen es el alimento más perfecto de la naturaleza y que es el pan de las abejas –continuó Betina-. Pero no sé cuánto polen tiene una flor.
- ¿Y por qué te interesan tanto el polen y la miel, Betina?
- Porque quiero darle a Camila lo mejor, señor André. Y me han dicho que el polen de los desiertos de Sonora, debido a las condiciones extremas en las que viven las plantas, es el mejor que tenemos en Norteamérica. ¡Imagínese, señor André. Un polen súper enriquecido cuando el polen en sí ya es el alimento más perfecto de la naturaleza! –dijo Betina, con gran entusiasmo.
- Le pediremos a Enrique que lo busque en la enciclopedia. No te preocupes.
- Nos va a dar la lata. Yo no se lo pediría.
- ¿Por qué, Betina?
- ¿Mil flores para llenar un sólo estómago de abeja y sesenta estómagos para llenar una cuchara? Dirá que somos unos explotadores de abejas. ¿No cree, señor André? Y lo malo es que no nos dejará comer miel tranquilos.
- Tienes razón, Betina. Entonces se lo preguntaré a Román, que es menos escrupuloso.
- Después de todo, las abejas se lo pasan bien entre las flores, libando y libando todo el tiempo… ¿No cree, señor André?
- Claro que sí, Betina, claro que sí –dijo André con paciencia, aunque un poco cansado-. Haz la ensalada como quieras. Seguro que nos sorprenderás. Yo escucharé la radio hasta que llegue Camila. ¿Me avisarás en cuanto estén aquí? –preguntó André y se marchó sin esperar la respuesta.
"Esta miel se produce en Arizona. Sin someterla a calor, productos químicos o filtros de amianto, para preservar sus excelentes cualidades", leyó Betina, y volvió a meter la cuchara de madera dentro de la miel.

viernes, 12 de marzo de 2010

A Auguste Rodin

















¿En qué momento dejaste de ser hombre para convertirte en mano capaz de dar vida?

domingo, 7 de marzo de 2010

Crónica de Madrid, con mensaje para Umberto Eco.





Este fin de semana estuve de fiesta con gente de esa que te presentan y que te quiere conocer y te hace preguntillas. Yo respondí con mis grandes amores: La guaracha del macho Camacho, Fuga de la muerte, Los Matemas de Lacan, que tanto nos facilitan las cosas. Podría haber oscilado hacia El Péndulo de Foucault, pero al escuchar la palabra “difícil” comprendí que ellos confundían literatura con televisión, y me quedé en mi sitio. No vaya a ser que termine como el pobre Belbo. Y todo por un amor no correspondido.

Dificil, a mí me entretiene lo dificil, o sea aquello que cuesta trabajo crear. Si yo hubiera venido a la vida para encontrarme continuamente con más de lo mismo ni me molesto, pensé. Y al ver lo aburrido que es el limbo, tan bien representado por la vidilla de mis colegas de finde, sonreí alegre, francamente no me va.
Y seguí sonriendo. "Después de todo mañana estaré en Venecia y me espera un maravilloso concierto de Vivaldi", aunque ahora un grupo de esos que circulan por las zonas rojas me rompa los tímpanos.
"A vivir que son dos días", me dije sin perder el optimismo, deseando que a Umberto Eco se le ocurra ir a Venecia y cruzarse con los violines del mismo concierto, el lunes o el martes... que allí estaré.

Es que te quiero conocer, chico valiente.

viernes, 5 de marzo de 2010

Jacques Lacan, “Conferencia en Ginebra” 1975







"El hombre piensa con ayuda de las palabras. Y es en el encuentro entre esas palabras y su cuerpo dónde algo se esboza"

sábado, 27 de febrero de 2010

Paul Celan, invitado.





Paul Celan, 1958. Discurso con motivo de la concesión del premio de literatura de la ciudad libre Hanseática de Bremen.

…los poemas están de camino: rumbo hacia algo… hacia una realidad asequible a la palabra.

Tales realidades son las que tienen relevancia para el poema…

Son los esfuerzos de aquel a quien sobrevuelan estrellas, obra del hombre, y que sin amparo, en un sentido inimaginable hasta ahora, terriblemente al descubierto, va con su existencia al lenguaje, herido de realidad y buscando realidad.

Paul Celan a Hans Bender, 18 de mayo de 1960

Sólo manos verdaderas escriben poemas verdaderos. No veo ninguna diferencia de principio entre el apretón de mano y el poema.

Los poemas son también regalos; regalos para quienes están atentos. Regalos que llevan consigo destino.

Vivimos bajo cielos sombríos, y hay pocos seres humanos. Por eso probablemente haya tan pocos poemas.

Paul Celan, París 1961. Respuesta a una encuesta de la librería Flinker.

Poesía: Lo fatalmente único del lenguaje. Así que permítame esta verdad de Perogrullo –hoy día la poesía, como la verdad, se ve llevada al fracaso con demasiada frecuencia por los perogrullos.

Alocución ante la asociación de escritores Hebreos “Comprendo la alegría por cada nueva palabra lograda”
Paul Celan, 1969


…se recorren con los poemas tales caminos?
Caminos en los que el lenguaje encuentra su voz, son encuentros, caminos de una voz hacia un tú que atiende, caminos de la criatura, proyectos de una existencia tal vez, una proyección anticipada hacia sí mismo, a la busca de sí mismo…
Una especie de retorno al hogar.

viernes, 1 de enero de 2010

juez y parte

La primavera la sangre altera. Yo diría que es la estación de las grandes querellas, y estos jacintos en flor me recuerdan mi debut en la carrera judicial -dijo, mirando a través de la ventana.
Se trató de un arbitraje entre esponsales. Ella solicitaba la mitad de la nómina del marido, argumentando que necesitaba recibir un salario por sus faenas. Él pedía que ella cumpliera una jornada laboral de ocho horas. Ella aceptó, exigiendo que se contabilizaran las cuatro de "ñaca ñaca" que él demandaba cada noche, y que la dejaban exhausta para afrontar el trabajo del día siguiente.
Tal planteamiento alteró mi sangre, lo confieso. Yo llevaba años de matrimonio y mis vivencias nocturnas consistían en convivir con un hombre de espaldas –agregó, voliéndose para mirarme.
Aquella primavera de mi debut, también cargada de jacintos, la sorprendente pareja abrió un horizonte para mi deseo que procuro realizar desde entonces -concluyó la juez, clavando en mí una mirada inquietante.